Oficina técnica

Como empresa constructora contamos con una oficina técnica propia que es primordial para llevar a cabo tu proyecto con éxito. Sus funciones principales son las siguientes:

  1. Propuesta de valor.

    Desarrollar el estudio económico de tu proyecto y aportar valor mediante el análisis técnico y económico de la obra. Te proponemos aquellos cambios y mejoras que te ayudarán a llevar a cabo tu proyecto de una forma más sostenible.

  2. Presupuesto cerrado.

    El trabajo del punto anterior desemboca en un presupuesto económico cerrado para que tú puedas conocer el precio final de la obra.
    Si eres un cliente profesional (promotora o inmobiliaria) esto te ayudará a conocer los márgenes de beneficio de tu inversión.
    Si eres un cliente particular, disponer de un presupuesto cerrado te ayudará a saber con certeza cuáles van a ser los costes totales de tu obra.

  3. Planificación de la obra.

    La oficina técnica se encarga de organizar y planificar los trabajos en obra. Se trata de realizar un seguimiento de los trabajos de forma que nos aseguremos el cumplimiento del plazo de ejecución.

  4. Documentación técnica.

    Como empresa constructora, contar con una oficina técnica propia nos ayuda a preparar la entrega final de llaves que consiste, sobre todo, en entregarte toda la documentación técnica obligatoria según normativa vigente.

  5. Post venta.

    Una de las funciones más importantes es gestionar todas las incidencias post venta y solucionarlas de forma rápida y eficaz.

¿Quieres saber más sobre nosotros?

Un equipo humano a tu disposición.